Rusia está creando un arma de radiación para convertir a la gente en ‘zombies’…

Publicado: 8 de mayo de 2012 en Ciencia, Cine, Curiosidades, Noticias
No va a provocar un deseo repentino de cerebros, pero el arma ataca el sistema nervioso central, dejando a su objetivo en un breve estado de zombie…

 

La popularidad de la temática zombie en películas , cursos universitarios e incluso rutinas de ejercicio demuestra que los muertos vivientes siguen siendo una tendencia de moda, pero por suerte los zombis nunca caminan entre nosotros, ¿verdad? Rusia no está de acuerdo.
 

 

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha confirmado que el país está desarrollando un arma electromagnética que ataca al sistema nervioso central de la persona, dejando al blanco en un breve estado zombi.

 

Los planes para introducir el arma se anunciaron la semana pasada por el ministro de Defensa ruso , Anatoly Serdyukov, quien dijo que “cuando fue usada para dispersar a una multitud y se centró en un hombre, su temperatura corporal subió de inmediato, como si le metieron en una sartén. Sabemos muy poco acerca de esta arma, incluso los chicos de las fuerzas especiales difícilmente pueden hacerle frente. “

 

El arma utiliza la radiación electromagnética, como la que se encuentra en los hornos de microondas, y, de acuerdo con UK Mail Online, Putin tiene previsto utilizar las armas “para alcanzar a objetivos políticos y estratégicos”.

 

Pocos detalles sobre el arma han sido revelados, pero el concepto de una “pistola zombi” no es nuevo. Durante décadas, los técnicos militares han estado trabajando para desarrollar armas que puedan incapacitar a una persona, atacando el sistema nervioso central, y la investigación anterior ha demostrado que las ondas de baja frecuencia o de haces puede afectar a las células del cerebro, alterar los estados psicológicos y hacer posible la transmisión de sugerencias en los procesos de pensamiento de alguien.

 

Aunque este tipo de armas probablemente no causarán una apocalipsis zombie, el colaborador de Forbes , David DiSalvo, dice que “si el arma puede causar un cortocircuito en la capacidad de función ejecutiva del cerebro, entonces es posible que el objetivo se convertiría en plastilina, o posiblemente volver a un estado primitivo y comer el cerebro de otra persona (aún es muy pronto para decir esto…). “

 
 

O no…

 
 

[Fuente: Traducción propia de Mother Nature Network]
Anuncios
comentarios
  1. Mario dice:

    Algo parecido se especulaba con el proyecto H.A.A.R.P., además de atribuirle esas capacidades de poder influir en el clima. Miedo me da un futuro con armas de este tipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s